¿Qué tipos de tendederos existen?

tipos tendederos

Cuando vamos a comprar un nuevo tenderete es normal que nos surjan dudas sobre cual comprar porque hay un montón de tipos diferentes en el mercado: de pared, de techo, eléctricos, verticales, etc…

En esta entrada vamos a enumerar todos los tipos que existen y explicar brevemente en que consisten, sus ventajas y desventajas, y para que situaciones se recomiendan.

De esta manera lo tendrás mucho más claro y podrás acertar en la compra de tu próximo tendal.

Tendederos de techo

Requieren instalación para anclarlos al techo pero una vez montados son muy fáciles y prácticos de usar. Para acercarlos y alejarlos hacia el techo hay diferentes sistemas según la gama, los más básicos usan cuerdas o poleas y los modelos más top son eléctricos y se pueden controlar con mando a distancia.

Tendederos de pared

Son muy útiles para aprovechar el espacio ya que una vez secada la ropa, se pliegan ocupando muy poco sitio. Se pueden usar en exterior o interior y hay diferentes tipos: plegables, extensibles, retráctiles, etc… según el sistema de plegado.

Tendederos extensibles

Dentro de los tenderetes de pared encontramos los extensibles, también conocidos como de acordeón. Es un tipo que se usa normalmente en exteriores, en el balcón o terraza, aunque también hay modelos de interior para usar en el baño o cuarto de limpieza. Para extenderlos y recogerlos se hace de forma manual y su característica principal es que ocupan muy poco espacio.

Tendederos retráctiles automáticos

Otro tipo de tendal de pared, se llaman tambien tendederos de cuerdas. Consisten en un rodillo o caja que se ancla en la pared y del que salen una o más cuerdas que se sujetan en otra pared o soporte. Casi todos los modelos son automáticos porque para recoger las cuerdas solo tenemos que soltarlas de su gancho y se enrollan automaticamente.

Tendederos plegables o portátiles

Ideales para casas con poco espacio para colocar nuestro tendal de ropa. Dentro de los plegables podemos encontrar varios tipos como los con alas, verticales o de pared. Su ventaja principal está en poder plegarlos cuando no los usamos para que no ocupen espacio o para llevárnoslos de viaje.

Tendederos eléctricos

Mediante la energía eléctrica calientan las barras del tenderete y gracias al calor que desprenden secan la ropa mucho más rápido. Son ideales para situaciones urgentes donde necesitamos secar rápidamente una prenda y no queremos esperar mucho tiempo.

Tendederos verticales o de torre

La característica principal de este tipo es que su estructura es vertical en lugar de horizontal como los tendederos de toda la vida. Gracias a esto aprovechan mejor el espacio y tienen la misma capacidad de otros tipos pero ocupando mucho menos.

Tendederos exteriores

Están construidos con materiales preparados para resistir en el exterior sin deteriorarse por la lluvia, viento, etc… Ideales si no tienes suficiente espacio dentro de casa y prefieres colocarlo en el balcón o terraza.

Tendederos interiores

Normalmente tienen diseños decorativos para encajar en la decoración interior del hogar. El material en este tipo de tenderetes es el acero o aluminio pintado para los modelos estandar, y para los diseños más elaboradosse usa la madera con la que se consigue un resultado más elegante.

Tendederos modernos

Son tendales con diseños novedosos y distintos a lo habitual. Hay modelos eléctricos que buscan una mayor comodidad a la hora de manejar el tenderete y, por otra parte, los de madera que cuyo objetivo es crear diseños más elegantes para no desentonar en la decoración interior.

Tendederos de madera

La madera es el material más elegante y que mejor sienta para fabricar un tendedero. La ventaja de estos modelos es que no desentonan tanto como el tendal tradicional y se pueden usar hasta como un elemento decorativo dentro de casa.

Tendederos de balcón o barandilla

Cuando no tienes sitio dentro de casa lo normal es poner el tendedero en el balcon o terraza. Para aprovechar al máximo el espacio si tu balcón es pequeño, los tendederos de barandilla van muy bien porque ocupan muy poco y se desmontan al acabar. Además, tambien se pueden usar en la ventana o radiador.

Tendederos de radiador

Si tienes prisa por secar una prenda y crees que no estará a tiempo, estos tendales son ideales ya que aprovechan el calor del radiador para secar las prendas mucho más rápido. Además, son pequeño y abultan demasiado. Otra ventaja es que suelen ser muy económicos.

Tendederos de bañera

Son pequeños y sirven para prendas pequeñas como ropa interior, toallas, complementos, etc… Ideales para personas que vivan solas o que tengan poca ropa que tender. Una de sus ventajas es que se pueden guardar en cualquier lugar y además son bastante económicos.

Tendederos de jardín o paraguas

Puede que los conozcas como paraguas debido a su forma. Se usan en jardines y terrazas amplias ya que son bastante grandes para colgar grandes prendas como mantas y sábanas.

Tendederos pequeños

Muchas personas buscan modelos pequeños porque tienen poco espacio en casa para secar la ropa. Los fabricantes lo saben y cada vez hay más modelos de dimensiones compactas ideales para quienes se encuentren en esta situación.

Tendederos de resina

Es un material que tiene muchas ventajas. Es muy resistene y se puede usar tanto en interior como en exterior ya que resiste la lluvia y no se deteriora. Su única desventaja es que aguanta menos cantidad de ropa.

Tendederos de aluminio

El material más utilizado para la fabricación de tendederos. Normalmente es una combinación de aluminio y acero, casi siempre pintado. Son muy resistentes y pueden aguantar mucho peso. Además, se pueden poner en el exterior siempre que tengan un recubrimiento para resistir a la lluvia.